El Pivot, una fábrica de lluvia

Publicado el 13 de abril del 2013 en la categoría Pivotes de riego

los sistemas Pivot son fábricas de lluvia

El concepto parece sencillo, se trata de llevar el agua a las cosechas a través de un sistema de tuberías que la reparten en círculos: pivotando en un punto central, o en rectángulos con Pivotes de movimiento lateral. El primer esfuerzo en llevar a cabo esta idea fue en 1878, cuando el ingeniero francés John Winebrenner patentó un sistema de tuberías trasladado con caballos, que hacía el círculo completo, regando como un reloj gigante.

A mediados del siglo XX, el concepto reapareció a través de la visión de Frank Zybach. Era un agricultor de Strasburg que diseñó y ensambló el primer aparato de riego auto-propulsado.
Consistía en una tubería, con los aspersores suspendidos por cables a lo largo de la misma, y asentada en torres que se movían con ruedas. La energía para trasladar la máquina procedía del agua; así apareció el primer Pivot hidráulico. En la práctica constituyó una alternativa práctica al tremendo esfuerzo de regar con tubos cargados a mano.

El mayor logro de Zybach fue conseguir que la máquina se mantuviera alineada al girar sobre el punto central. Si una de las torres se salía de la línea que formaba el sistema, una conexión mecánica que estaba conectada mediante controles hacía que las demás torres incrementaran su velocidad para así mantener el Pivot alineado.

La concesión de la patente a Zybach el 22 de julio de 1952, supuso el nacimiento de una revolución en la tecnología de riego, llamada “sistema de riego Pivot“. Un año después de que Zybach recibiera su patente se asoció con A.E. Trowbridge, un comerciante de Columbus (Nebraska). Este último se comprometió a financiar la fabricación de las máquinas en Columbus. Comenzaron a construir en 1953 pero un año después le vendieron los derechos de fabricación a Robert Daugherty, presidente de Valley Manufacturing Company, una pequeña fábrica de maquinaria que comenzó a comercializarlos. Para finales de los 60 la popularidad de los Pivotes centrales se disparó y cuando la patente original estaba por expirar en 1969 otros fabricantes entraron al negocio. En 1968 Richard Reinke, un personaje clave en el desarrollo de los Pivotes, inventó un Pivot central eléctrico reversible que usaba llantas de goma. Y en menos de medio siglo, el uso de este sistema se ha ido expandiendo a lo largo de todo el mundo.

Enormes reducciones económicas de mano de obra, mayor rendimiento de los cultivos y seguridad de recoger una buena cosecha, mayor eficiencia en el uso del agua y ahorros en energía y agroquímicos, además de irrigar terrenos que difícilmente podrían ser regados por otros métodos, son algunos de los argumentos que han llevado a los Pivotes al estrellato.

Etiquetas: ,

También te puede interesar:

Deja un comentario